REPTILíneas es una serie de dibujos de fragmentos de pieles de reptiles realizados con grafito sobre papel. Un intenso trabajo de claroscuros destaca enfoques y desenfoques, evitando un único punto fijo y provocando dinamismo. De este modo, se hace extraño el significado original y se libera la imagen a la proliferación de posibles paisajes y espacios imaginarios.